afribuku.com

Afrodescendencia: retos nuevos, raíz vieja

Angela Rodríguez Perea 10 enero, 2017

Con la llegada de 2017, afribuku inaugura etapa editorial con una nueva temática: la Afrodescendencia. Nueva, porque por primera vez tendrá un espacio propio en nuestra revista. Pero no inédita, pues ha sido inevitablemente uno de los asuntos tratados en nuestra plataforma a lo largo de estos cinco años.

Desde nuestros inicios, en afribuku hemos sido reticentes a debatir la cuestión de la cultura ‘negra’ fuera de África. No por negligencia y menos aún por antipatía. Es una decisión que tiene que ver con los principios mismos con los que fundamos esta revista, intentando ocupar el vacío informativo en castellano respecto a las producciones artísticas del continente. Los artistas de África, ese espacio geográfico asociado a todo tipo de clichés, hacen algo más que tocar el tamtam y esculpir máscaras que quedan bonitas en una habitación de estilo étnico. Esa era nuestra urgencia en 2011, contar lo que habíamos visto del otro lado del muro invisible que nos separa, esa efervescente escena cultural y esa riqueza intelectual que no podían seguir siendo ignoradas ni tratadas superficialmente en nuestro idioma.

Elegimos un título para lo que queríamos contar: “cultura africana contemporánea”, una etiqueta que no siempre lleva al consenso. Reclamamos el término “Cultura” frente a “culturas”, plural que ha sido usado para mirar al continente desde un punto de vista paternalista, el del investigador occidental por ejemplo, que quiere observar la manera de vivir de las sociedades a las que no pertenece, a las que califica de exóticas, para después meterlas en frascos de observación en las secciones antropológicas de los museos. Al contrario, lo que presentamos en nuestra revista es el trabajo de los artistas africanos como una contribución al patrimonio cultural universal, primando calidad por encima de etiquetas y modas y, sobre todo, por encima de etnias.

Nuestro objeto y sujeto ha sido África como entidad múltiple, no solo África subsahariana o negra, sino África de norte a sur, sin descartar ningún territorio con motivo de supuestas diferencias históricas. Y, al mismo tiempo, África creativa, capaz de narrar su propia y compleja realidad sin tener que depender de los que la piensan desde fuera, ya sean blancos o negros, afroamericanos por ejemplo. Porque, citando un acertadísimo artículo de Benjamín de Asís Sánchez Pérez respecto al sufijo ‘afro’, “presupone que todos los negros del mundo somos africanos (ignorando nuestras propias culturas) (…), un encajonamiento mental que hace que muchos negros que ni nacieron ni viven en África simplemente lo acepten para evitar cuestionarse su verdadera identidad (afrocomplejo) en el país donde viven o nacieron”. 

Pero hoy no podemos seguir dando la espalda a este asunto en los tiempos que corren. El mundo actual está viviendo la aparición y crecimiento de extremismos de toda naturaleza en los que nacionalidad, raza, identidad o cultura constituyen el meollo de la cuestión. Fenómenos como el movimiento “Black Lives Matter” nos recuerdan que la comunidad negra, tanto si es africana como si no lo es, sigue sufriendo la marginalización en cada rincón del mundo. No podemos tampoco hacernos los sordos y olvidar los lazos entre África y los intelectuales de la llamada “diáspora” negra, algunos más existosos y honestos que otros, relaciones que han dado lugar al surgimiento de teorías y movilizaciones políticas, impulsadas más allá de la solidaridad por el mero color de la piel.

El mundo de habla castellana cuenta con una población afrodescendiente y una influencia de la herencia africana enormes, palpables tanto en nuestra cultura como en nuestro adn y que a veces siguen siendo negados y apartados de nuestra memoria. Sin olvidar un país africano con el español como idioma oficial: Guinea Ecuatorial. No podemos tampoco, pues, seguir estando a rebufo de lo que se relata fuera; el ámbito castellano cuenta con muchas voces y tiene mucho que decir y aportar a la discusión sobre la afrodescendencia. En afribuku queremos que este nuevo apartado sea una contribución a ello. 

Mientras tanto, ya pueden hacer un recorrido por artículos publicados que hablan sobre la herencia negra del tango, el papel de la mujer negra en Gran Bretaña, la obra de los poetas afroargentinos, los estereotipos alrededor de la mujer negra en Cuba o la influencia negra en el flamenco.

Like this Article? Share it!

About The Author

4 Comments

  1. Omer 10 enero, 2017 at 17:58

    Celebro la iniciativa y espero continuar contribuyendo al nuevo espacio. Cariños a la gente que hace este portal!

    • Angela Rodríguez Perea 10 enero, 2017 at 21:55

      Ahora más que nunca hace falta tu voz. Gracias por contarnos aquí la “Afroargentina”, Omer. Un abrazo.

  2. Benjamin de Asis Sánchez Perez 10 enero, 2017 at 22:04

    Merci mami 🙂

  3. Axel Alvarado 12 enero, 2017 at 18:06

    Si el primer ser humano es de Äfrica entonces todos somos africanos??? Por qué por ser negro se es afro???

Leave A Response