afribuku.com

Una primera piedra para el futuro

Invitado 19 julio, 2016

Autor: Olivier Barlet (africultures)

La condena a cadena perpetua de Hissein Habré por crímenes contra la humanidad por parte del tribunal especial de Dakar el 30 de mayo de 2016 constituye un evento precursor para África contemporánea: es la primera vez que un antiguo jefe de Estado africano es juzgado y condenado por sus actos y la primera vez que lo hace un tribunal africano. Tras quince años de batalla judicial por parte de las víctimas para lograr esta victoria, la película de Mahamat-Saleh Haroun, presentada en sesión especial en el Festival de Cannes en mayo de 2016, llega en el momento adecuado para hacer hincapié en lo esencial.

¿Qué distancia se puede poner cuando el que ha sufrido es uno mismo? ¿Cómo abordar el pasado dramático del propio país cuando uno mismo ha tenido que exiliarse? Haroun comienza su película con una página en blanco, tacha las primeras palabras. Detenciones arbitrarias, abusos, asesinatos: de 1982 a 1990, la DDS, la policía política del partido, torturó y mató a fuego lento a 40.000 personas en las prisiones, y no solo a chadianos. El título de la película lo anuncia: la tragedia de un país, en el que los supervivientes siguen estando estigmatizados. Refugiado en Camerún, después en Senegal, Hissein Habré se aprovecha de la protección de sus colegas para escapar de la justicia, antes de ser detenido en 2013, después de la salida del poder de Abdoulaye Wade. Rechazará cualquier participación en el proceso judicial y no manifestará ninguna empatía con respecto a las víctimas que testimonian atrocidades terribles en el tribunal.

En ocasiones, Haroun deja a las víctimas confesar como en una audiencia, con plano frontal, de cara a un espectador que no puede salir indiferente. Pero sobre todo, hay un intermediario que habla con ellos, Clément Abaïfouta, presidente de la AVCRHH (asociación de las víctimas de los crímenes del régimen de Hissein Habré), con quien se codean cada día. Hay momentos fuertes, los abusos llevados a cabo son terribles, las secuelas físicas y mentales igual. Llega a ocurrir que el verdugo tenga que enfrentarse a su víctima: “Era un subordinado y seguía órdenes”: la legitimación habitual del torturador. De este modo se aborda la cuestión de la responsabilidad, que por supuesto va más allá del Chad.

4959330_7_9023_des-femmes-brandissant-un-portrait-de_a43f7d11b7b061322a347890d6eeb471

A Hissein Habré solo lo veremos al final, en el juicio. Pero está presente, fuera de escena pero está ahí, en todas las memorias, como responsable de las atrocidades cometidas por culpa de la implantación de una tiranía sanguinaria. Haroun preparó su película en colaboración directa con una abogada, Jacqueline Moudeïna, que está enteramente volcada con la causa la lucha de las víctimas en favor de la justicia, consiguiendo que todo converja hacia el juicio de Dakar. Hissein Habré no abrió la boca, pero sus víctimas hablaron. Son el centro de la película y sus palabras de dignidad nos importan pues levantan el velo del olvido sobre un período histórico demasiado poco conocido del África contemporánea.

“Proyecté el documental ante algunas autoridades que me pidieron ponerlo por todos lados en el país, para que nadie diga nunca jamás: «Yo no sabía qué hacer», indica Haroun. Con Hissein Habré, una tragedia chadiana hace su segunda incursión en el documental después de Kalala (2005), un homenaje a uno de sus colaboradores, fallecido demasiado pronto, aunque da continuidad a las temáticas de todas sus películas de ficción. Mahamat-Saleh Haroun nos ofrece a la vez un documental indispensable para la memoria pero también pone una primera piedra para la reconciliación y la unidad de un país que acabó tan magullado por la guerra civil, pues sólo mirando al pasado de frente se evitan los desvaríos de la Historia.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Traducción: Alejandro de los Santos Pérez

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response