afribuku.com

La soledad de estar juntos en el sur

Alejandro de los Santos 21 abril, 2015

Tras varios meses de ensayos, la obra Lonely Together ha reunido a los coreógrafos Gregory Maqoma (Sudáfrica, 1973) y Roberto Olivan (España, 1972) en un espectáculo de danza contemporánea memorable. Los dos artistas habían coincidido por primera vez en Bruselas, concretamente en el Performing Arts Research and Training Studios (PARTS), donde se pusieron en manos de Anne Teresa de Keersmaeker, una de las mayores referencias de la danza contemporánea. Desde entonces, Gregory Maqoma se ha convertido en uno de los nombres ineludibles de la danza, gracias a colaboraciones memorables como las realizadas con Sidi Larbi Cherkaoui o Akram Khan. Su labor desde el Vuyani Dance Theater de Sudáfrica ha impulsado numerosos proyectos artísticos que han posicionado a este país como la máxima referencia de la danza en el continente africano. Por otra parte, Roberto Olivan se ha consagrado como uno de los bailarines más destacados del panorama nacional español y dirige el Festival Deltebre Dansa, cita imprescindible de las artes escénicas de la Península Ibérica.

Se apagan las luces del teatro y el escenario es iluminado progresivamente por cuatro luces cenitales que desvelan un espacio semidesnudo. La inmensa estructura de mesas de mezcla del músico belga Laurent Delforge domina prácticamente todo el fondo de la escena. Con unos sonidos cercanos a la atmósfera de una cadena de montaje, la música es la encargada de poner en funcionamiento los engranajes de una obra casi redonda. En el espacio escénico de la obra la iluminación toma un protagonismo esencial, recurriendo a un minimalismo muy acorde con las tendencias estéticas actuales. La proyección de la sombra de los bailarines en uno de los laterales del escenario durante la segunda parte de la obra, apelan a una de las características más singulares de la escuela de Anne Teresa de Keersmaeker, y sobre todo a su inolvidable Rosas. Casualidades o no, lo cierto es que el recurso ensancha el espacio y lo abarrota con una omnipresencia absoluta de los dos bailarines.

OLIVAN-I-MAQUOMA-x-web_790x490-790x490

Desde el momento en que Olivan y Maqoma saltan al escenario se perciben de inmediato dos estilos diferenciados que encajan mecánicamente. El ritmo con el que rompen el hielo es tan enardecido que el espectador se pregunta si los artistas serán capaces mantener el mismo grado de tensión y de impecabilidad técnica durante el resto de la obra. El catalán arranca con unos movimientos de gran precisión y con un sobresaliente control sobre el cuerpo. Olivan se arrastra por el suelo y se alza en el aire de pies a cabeza, simulando tal vez el desplazamiento de una serpiente o de un delfín, quién sabe. Maqoma muestra una velocidad de atleta que adereza con una plasticidad asombrosa. En Lonely Together asistimos a una reinvención continua del artista, del creador que se niega a dejarse arrastrar por la reproducción tediosa de técnicas descoloridas por el uso. La obra remite al miedo a lo desconocido, a la soledad, al tacto y al contacto entre los seres humanos de diferentes orígenes. Sentimientos universales que evolucionan a medida empiezan a hablar, a tocarse tímidamente.

Sin ninguna duda, la secuencia magistral del espectáculo viene a cargo de Gregory Maqoma, en un solo en el que revisita la danza tradicional khosa con esa característica subida y bajada de hombros. Estos movimientos desembocan en una serie de convulsiones epilépticas interrumpidas por el estruendo de un tiroteo que podría ser una metáfora de la violencia en la Sudáfrica actual. Una alusión indirecta a capítulos que brillan en la retina de los sudafricanos, como los recientes casos de xenofobia hacia comunidades inmigrantes africanos o el asesinato a sangre fría de los mineros de Marikana. Es inevitable inspirarse en las realidades y en las formas artísticas más cercanas. También Roberto Olivan recurre a las danzas tradicionales de España y amolda a su manera una jota aragonesa cuyas voces resuenan ahogadas en ecos electrónicos, en una especie de invitación cómica al folklore español. Siempre uno se encuentra más cómodo en el terreno que domina.

En proyectos entre dos artistas separados por más de ocho mil kilómetros suele acusarse la falta de conexión en algunas partes y justamente fue esta la sensación que transmitieron los artistas por momentos. Hubiesen puesto el broche de oro al espectáculo si la obra cerrase con la escena en la que Maqoma interpreta una canción tradicional sudafricana grabada a varias voces solapadas. Aunque ante una producción tan completa se perdonan los flecos sueltos, siempre hay tiempo para meter la tijera.

Lonely Together es una coproducción del Grec 2014 Festival de Barcelona y el Mercat de les Flors, que cuenta con la colaboración de Dance Umbrella Johannesburg, Casa África, Institut Ramon Llull, Ayuntamiento de Mataró, El Graner – Fábrica de Creación, Enclave Arts del Moviment, Vuyani Dance y Drom Cultura.

Las fechas de la gira de Lonely Together 2016 en España

2 de noviembre ? 21h ? Teatrio Guimerá ? Santa Cruz de Tenerife

4 de noviembre ? 20:30h ? Auditorio de Leioa ? Leioa

12 de noviembre ? 21h ? Teatro Alhambra ? Granada

17 de noviembre ? 21h ? Teatro Circo ? Murcia

19 de noviembre ? 20h ? Centro Cultural Egia ? Donostia

20 de noviembre ? 11h-13h ? Master class Roberto Oliván ? Rentería

26 de noviembre ? 20:30h ? Teatro Rosalía de Castro ? A Coruña

26 de noviembre ? 12h-13:30h ? Master Class Roberto Oliván  ? TRC Danza

 

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response