afribuku.com

La genialidad del minimalismo maliense

Alejandro de los Santos 13 marzo, 2013

“El diseño es una herramienta que da oxígeno al conocimiento tradicional. Es una manera también de conservarlo”, de esta forma entiende la evolución de la artesanía el maliense Cheick Diallo, una de las firmas más cotizadas del diseño interior en todo el mundo. Y más que una manera de conservarlo, es un instrumento de hallarse en el mundo, de guardar la identidad en un espacio sin fronteras informativas y en un tiempo vertiginoso. Diallo se define a sí mismo como un “diseñador mestizo”, que sólo percibe su obra dentro de un contexto panorámico sin delimitaciones geográficas. Y precisamente esa mirada cosmopolita no está exenta de polémica, pues no son pocos los creadores africanos que exaltan su denominación de origen por encima de todo, tanto aquellos que se encuentran en su país como otros que emigraron hace décadas, como es el caso de Cheick Diallo. Su visión del arte sobrepasa todo tipo de visiones provincianas de entender la cultura y el mercado: “Los africanos tienen problemas en tomar algo de distancia en relación a su propia cultura. Tienen que dejar de demostrar continuamente que son ghaneses. No necesitan probarlo. Necesitan mostrar que tienen la capacidad de hacer buenos productos para el mundo entero”.

Los colores de mis creaciones vienen de las calles de Bamako

Africa remix- técnica conocida después independenciaEs la experiencia de vida de Cheick Diallo lo que motiva esa inercia automática hacia lo desconocido, aunque siempre ha sabido mantener un pie dentro de casa. En los años 80 aterrizó en la Normandía francesa, concretamente en la ciudad de Rouen, para cursar estudios de arquitectura. Su primera toma de contacto con el diseño no llegaría hasta algo más tarde, cuando ingresó en la Escuela Nacional Superior de Creación Industrial de París. Desde entonces reside en Francia gran parte del año, aunque realmente su centro de operaciones se encuentra en Bamako, su ciudad natal. Allí creó una asociación con un grupo de artesanos malienses con el cual ha venido realizando sesiones formativas de aplicación de nuevos materiales y diseños a técnicas tradicionales.

La genialidad de Diallo reside precisamente en el equilibrio entre el saber ancestral y las últimas tendencias del diseño, en el uso mesurado de los rasgos más expresivos de su país: “Los colores de mis creaciones vienen de las calles de Bamako, donde los artesanos son maestros de teñir tejidos”. Sin entrar en el reciclaje, Cheick Diallo selecciona materiales fácilmente localizables en Bamako como metal, cuero, plástico, hilos de pescar o latas de conserva, demostrando que es posible conciliar elementos cotidianos con diseños minimalistas de última tendencia destinado a la exportación. Esta amplia visión de negocio responde a una posición sensata sobre el mercado de la artesanía o del diseño en África, donde el consumo local es aún muy limitado. Por esta misma razón, Diallo trabaja continuamente como consultor en proyectos de capacitación empresarial de instituciones del prestigio de TFO Canadá, USAID o UNESCO, donde se hace especial hincapié en la necesidad de asomarse de forma constante al mercado internacional.

Soy un diseñador mestizo porque he intercambiado mucho. En Japón me siento japonés, en Francia francés y en Mali maliense.

La producción de Cheick Diallo se centra principalmente en la concepción de sillas, mesas y utensilios del hogar. Con apenas acero y nylon, la colección de asientos Sansa (fotografía de la portada) refleja la limpidez conceptual de este autor, que prescinde de todo exceso para rescatar la función original de los objetos. Este es el estilo más característico del sello Diallo Design, y le ha servido como base para creaciones posteriores. Un ejemplo de ello, es la serie Dibi, que combina esta técnica con un sistema muy particular de tejer hilos de pescar que surgió en Mali tras los años de la independencia. En cada una de estas piezas se requiere de la destreza de un carpintero de metal, un pintor y un tejedor. Como ninguno de ellos está familiarizado con el lenguaje de los planos, Diallo simplificó al máximo la metodología de trabajo con la elaboración directa del prototipo sin pasar por las fases habituales de medición del volumen y de prueba de materiales. Este paso facilitó enormemente las tareas en equipo y ayudó a dinamizar el funcionamiento de la asociación.

13216320110125133311

La técnica utilizada por los artesanos malienses tras la independencia

La creatividad de Cheick Diallo va mucho más allá, sus indagaciones en nuevas formas y conceptos parecen no tener fin. En su experiencia con artesanos especializados en el tratamiento del cuero introdujo un material bastante más difícil de moldear como es el metal. Con hojas de acero creó la base de sillones compactos a los que aplicó revestimientos de cuero teñido de colores, produciendo texturas de una gran riqueza cromática. De igual modo, ha explorado la deslumbrante creatividad de los joyeros tuaregs para producir objetos de dimensiones más reducidas con plata y ébano. Y en los últimos años se ha interesado por las técnicas de los ceramistas de la ciudad maliense de Ségou y de Ghana, que trata poco a poco de incorporar a su distinguido estilo.

les_Mots_des_anges_cheick-Diallo-4 Banco en forma de tronco

Forma de tronco

El nombre de Cheick Diallo suele estar ocupar un lugar bien alto en los carteles de festivales y ferias de diseño de todo el mundo. Museos del prestigio del Centro Pompidou de París o el célebre Salon Internacional del Diseño de Montréal han dedicado completos monográficos a su trayectoria. El pasado año, el Museo Mandet de la ciudad de Riom (Francia) albergó durante seis meses la exposición “Made in Mali”, una completa retrospectiva de 25 años de una carrera plagada de diferentes fases creativas. Para esta ocasión tan señalada presentó en exclusiva una línea de sillas que seguía la técnica Sansa, aunque esta vez aplicó revestimientos de hilo a objetos de la naturaleza que se han empleado usualmente como asientos en África, como es el caso del tronco. Esta transformación de lo tradicional a lo conceptual es lo que eleva la obra de Diallo a la excelencia y lo que despierta un interés mundial por cada paso que da.

Los productos de la casa Diallo Design pueden hallarse en tiendas especializadas en diseño de muebles de Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia o Sudáfrica. Aunque hoy en día las nuevas tecnologías permiten que el acceso a sus muebles desde cualquier punto del mundo. Todo un sueño para quien siempre ha sentido devoción convertir lo ajeno en familiar. Quizá sea esa tendencia al intercambio de ideas lo que le ha propiciado esa visión camaleónica del mundo y del diseño: “en Japón me siento japonés, en Francia francés y en Mali maliense”. Y ahí está su obra para dar testimonio de ello.

Diallo-Design-Segou-3-colors-on-porch-landscape-mrPatio

img_20141019_180003

IMG_0807

Cheick-Diallo-Design-1

mali_blue_lb_4

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response