afribuku.com

Ebo Taylor: el renacimiento de una leyenda

Javier Mantecón 15 febrero, 2013

“El tiempo pone a cada uno en su sitio” es un proverbio popular español que podríamos aplicar a la vida de Ebo Taylor, músico legendario de Ghana nacido en el año 1936. El guitarrista, tras décadas de ostracismo, ha vuelto a la palestra reviviendo su carrera artística durante su madurez fuera de su continente. Músico prolífico e inquieto, comenzó su carrera a finales de los años 50 en Ghana y hasta principios de los años 80 fue una de sus principales estrellas nacionales. Desde entonces vivió de componer a otros músicos, retirado en Saltpond, su ciudad natal, hasta que las caprichosas modas occidentales tocaron a su puerta.

A nadie se le escapa que el afrobeat está de moda en Europa y Norteamérica, es un hecho que se puede comprobar en los clubs más “cool” de cada ciudad. Fela Kuti remezclado hasta la saciedad por los mejores DJ´s del mundo, giras de su batería Tony Allen y de sus hijos Femi y Seun Kuti por todo el planeta, y el nacimiento de multitud de bandas de afrobeat no africanas, certifican este hecho. Ebo Taylor fue testigo y actor principal en el nacimiento de este estilo en los años 60 cuando compartía residencia artística con Fela Kuti en Londres, y también en su posterior desarrollo en Ghana durante todos los años 70. Ya en el siglo XXI, animado por un público occidental receptivo, edita sus primeros discos a nivel internacional y se embarca en giras por todo el mundo occidental. El pasado miércoles, a sus 78 años, actuó junto a su banda en el club Tempo de Madrid, ofreciendo un repertorio repleto de clásicos propios y ajenos de afrobeat y también de highlife, estilo musical de Ghana al que el afrofunk debe tanto. El equipo de afribuku se encuentra con Ebo Taylor tras su prueba de sonido, e indagamos en su carrera y en su visión de futuro. El maestro nos recibe amablemente relatándonos sus vivencias pasadas y su presente como músico.

“Me encantaba tocar highlife, es el estilo musical más importante de Ghana, pero intenté modificarlo introduciendo influencias del jazz durante los 50 y principios de los 60, hasta que decidí que necesitaba ir a una escuela musical para ampliar mis conocimientos. Me mudé a Londres y entré en la Eric Guilder School of Music en donde conocí a Fela Kuti. Durante estos años toqué alrededor de toda Inglaterra, tocábamos jazz y los domingos highlife. Es así como nació el afrobeat”.

Fue durante este periodo de aprendizaje cuando Ebo Taylor cambiaría la música de su país para siempre. El highlife recibiría influencias externas una vez más para convertirse en algo más impredecible y salvaje: el afrobeat. Una vez completado su periodo de formación en Londres, Ebo decidió volver a casa para expandir el nuevo estilo. Fela Kuti haría lo propio en Nigeria.

“Volví a Ghana buscando integrar el jazz moderno con el highlife, que posee una gran influencia del jazz, de la música de iglesia y de la música caribeña. Cuando James Brown creó el funk, todas las bandas de Ghana querían introducir el ritmo, creándose una escena gigante pero con poco apoyo por parte del público, que estaba más interesado por el highlife. El funk tuvo más poso y apoyo en Nigeria que en Ghana.”

Durante los años 70 Ghana fue un paraíso para los amantes del afrofunk y del afrobeat. Multitud de bandas y solistas abrazaron este nuevo estilo, editándose una gran cantidad de referencias discográficas durante estos años. Marijata, Uhuru Dance Band, Sweet Talks, 3rd Generation Band, Rob o Alex Konadu son solamente la punta de un iceberg que posee una variedad y calidad musical a la que posteriormente Ghana no ha podido acercarse. Para iniciarse en este género recomendamos fervientemente las recopilaciones editadas por el sello Soundway “Ghana Soundz” y “Ghana Special” que tanto revuelo causaron cuando salieron al mercado y que pusieron de manifiesto la gran riqueza de la escena ghanesa durante los años setenta.

Disco de Ebo Taylor y The Pelikans

Disco de Ebo Taylor y The Pelikans

A pesar de la gran calidad en su historia musical durante el siglo XX, ya sea a través del afrobeat o del highlife, Ghana ha dado la espalda a este tesoro, sobre todo sus jóvenes. El estilo predominante entre la juventud en estos momentos es el hiplife: híbrido entre el highlife de los 80 y el hip hop. El hiplife se ha asentado como el presente musical de Ghana desde finales de los años 90. No queremos dejar escapar la oportunidad de preguntar a Ebo Taylor su opinión acerca de esta escena.

“El hiplife está destruyendo el highlife, porque no tiene una base musical sólida. No lo condeno porque nosotros hicimos también nuestra fusión cuando eramos jóvenes con el funk, sólo espero que en un futuro se haga con una calidad musical más profunda. Los chicos de ahora hacen su propia música, es lo normal, sólo creo que tienen que estudiar más”

La creación del hiplife durante los años 90 responde a un acontecimiento histórico de gran importancia en Ghana. A partir del año 81 comienza el período dictatorial liderado por Jerry Rawlings, que impuso un toque de queda durante casi dos años. Esta medida destruyó la escena cultural del país, obligando a todos los músicos a replantearse sus carreras. Hace menos de un mes la estrella maliense Bassekou Kouyaté, ponía de manifiesto en afribuku la necesidad de proteger la escena cultural de cada país, luchar por ella para mantenerla y difundirla ante la situación de incertidumbre que vive Malí en estos momentos. Ebo Taylor comparte esta visión. Sin vanagloriarse de su decisión, el músico ghanés nos narra las dificultades que sufrió la escena durante estos años de dictadura.

“Todos los músicos huyeron. La escena murió con el toque de queda. Yo me quedé en Ghana, produciendo a jóvenes músicos como Pat Thomas y Geydu Blay Ambolley pero siempre desde una óptica del highlife más tradicional. El riesgo musical desapareció y se creó un vacío generacional que explica las pocas referencias que tienen los jóvenes en estos días. El hiplife no tiene un lugar a donde mirar. Por esta razón no puede aprender de su pasado”

Tal y cómo apuntábamos anteriormente, la escena actual de Ghana no parece tener en cuenta su glorioso pasado. El hiplife y el hip hop han inundado el país dejando de lado a su extraordinaria historia. Ebo Taylor se muestra confiado respecto al futuro del highlife en Ghana pero no tanto respecto al afrobeat, ya más apreciado fuera de las fronteras del país de la costa de oro.

ebotaylor_029-peque

Ebo Taylor en Madrid | © Sandra Quiroz / afribuku

 

“El highlife no desaparecerá nunca, está en las raíces de nuestro pueblo. Ahora es grande en las iglesias, es allí donde está el mejor highlife. Respecto al afrofunk, es un misterio para mí el éxito que está teniendo en Europa y Norteamérica en estos momentos. Es cierto que existe una base musical basada en el jazz pero el afrobeat es una música muy africana, es extraño que sea tan popular fuera de África y no lo sea en mi continente. El afrobeat es un estilo muy minoritario en Ghana en estos momentos”

Después de hablar largo y tendido con esta leyenda de la música africana, sólo nos queda disfrutar del maravilloso concierto que ofreció en Madrid hace menos de una semana, en el que Ebo Taylor y su gran banda que milita también su hijo, Ebo Taylor Jr., desgranaron lo mejor de su repertorio. Éxitos de su época dorada como “Heaven” o “Atwer Abroba” se intercalaron con grandes temas de sus dos únicos editados fuera de Ghana “Love and death” (2010) y “Appia Kwa Bridge” (2012). Ebo conoce bien a su público y centró su repertorio en su período más funk pero también nos obsequió con una versión del clásico del highlife de los años 20 “Yaa Amponsah” que consiguió emocionar a un servidor. La sala llena no paró de disfrutar su música inmortal durante más de dos horas. Y es que tal y como se pudo oír más de una vez entre el público, “si no bailas esto es que estás muerto.”

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Desde afribuku queremos agradecer la ayuda prestada por Roberto, del Tempo Club, y por DJ Floro. Gracias por facilitarnos nuestro trabajo.

Like this Article? Share it!

About The Author

8 Comments

    Leave A Response