afribuku.com

Méné: “es fácil crecer y perder al niño que llevamos dentro pero es difícil recuperarlo”

Javier Mantecón 26 abril, 2018

Costa de Marfil fue considerada la perla africana de Francia durante muchas décadas, incluso una vez ya declarada su independencia en 1958. La constante relación con la metrópolis y su envidiable estructuración política y económica interna facilitó el florecimiento de una escena cultural exhuberante (busquen, busquen…) durante los años 80 y 90 que aún resuena en nuestros días. Desgraciadamente en 2002 un conflicto político dividió al país en dos y lo sumió en caos del que se está aun recuperando. Para dar muestra de ello, el marfileño Méné (1977) considerado uno de los grandes valores del arte plástico marfileño actual, expone por tercera vez en la Out of Africa Gallery (situada en Sitges) su nueva exposición: “La Terre des Hommes”. Nos acercamos a su visión del arte, de la infancia y del mundo a través de una agradable charla:

 

¿En qué momento comienza un joven marfileño como usted a interesarse por el arte?

Desde niño tuve mucho interés por el dibujo. Como todos los niños ¿no? Pero del dibujo infantil al arte hay un trecho. Al principio fue un poco complicado con la familia, querer ser artista. En África es muy difícil que la gente lo entienda. Pero conseguí entrar en el Instituto Nacional Superior de las Artes y la Acción Cultural (INSAAC) y desarrollar mi carrera artística.

Durante los años 80 y parte de los 90´s Abidjan fue todo un hervidero cultural. ¿facilitó este hecho su desarrollo artístico?

Creo que el arte, por lo menos en mi caso, parte de mí mismo. Es una necesidad en un primer momento. Fue después de ir a la escuela de arte donde me pude dar cuenta de que ser artista era una profesión en sí misma. Allí tomé contacto con otros artistas, claro.

¿Cómo se desarrolló su periodo formativo en el Instituto Nacional Superior de las Artes y la Acción Cultural (INSAAC)?

Eran unos estudios muy estructurados. Los dos primeros años eran generalistas y en los dos últimos nos especializábamos. Yo elegí la pintura. Algunos estudiantes entraban en el INSAAC con la idea de ser profesores o formadores, no fue mi caso, pero la separación era bastante obvia, por causas de motivación. Ser artista es muy difícil, ser profesor te da una estabilidad que es difícil de obtener en el caso del artista. Hay que tener mucha determinación y paciencia.

Pero usted en estos momentos es artista y profesor, ¿se enriquecen ambas profesiones entre ellas?

Son dos profesiones distintas con motivaciones diferentes. Pero existe un filtro para los verdaderos artistas cuando se convierten profesores. Cuando llega un salario fijo todos los meses, es fácil dejar olvidado tu lado artístico. Pero es ahí cuando vemos al artista que se expresa por necesidad y el que lo hace por dinero. El artista verdadero creará, sea cual sea su circunstancia. Tenga la tripa llena o no.

Hablemos de su obra: se cita mucho la influencia del arte rupestre en sus formas artísticas ¿está de acuerdo con esas apreciaciones? Si es el caso ¿de qué arte rupestre estamos hablando?

Pues son ciertas. He estudiado en profundidad las diferentes manifestaciones de arte rupestre y me han inspirado mucho. Eso no quiere decir que yo haga arte rupestre, pero sus formas me atraen mucho. Para mí el arte rupestre muestra la universalidad del arte humano. Son diferentes expresiones pero comparten unas líneas formales muy similares. El esquematismo del arte rupestre me inspira mucho.

Su estilo pictórico está repleto de referencias conceptuales a la edad infantil ¿Por qué?

Bien visto. De hecho estoy en constante búsqueda de la mi propia infancia. Creo que es fácil crecer y perder al niño que llevamos dentro pero es difícil recuperarlo. Mi obra intenta ponerme en contacto continuo con ese niño que le encantaba dibujar y por el que soy artista ahora. No quiero perder ese vínculo con mí mismo.

Utiliza una gama cromática muy variada aunque muy representativa e identitaria ¿qué significa para usted el color?

Bueno, he ido evolucionando con el tiempo. En otros periodos de mi obra sí utilicé gamas más tierra, en un momento concreto de mi vida un poco difícil tanto personales como profesionales. También fue el momento de guerra en Costa de Marfil. En ese momento me sentía así y así lo reflejé en mi obra. En estos momentos me siento más libre y alegre así que es normal que mi gama de colores cambie. Es un reflejo de mi estado de ánimo.

Su nueva exposición se titula “Terre des hommes”, ¿nos puede hablar un poco acerca de ella?

El tema es “La tierra de los hombres”, ¿por qué este título? Quería homenajear a la tierra, a la diversidad que contiene. La instalación que acompaña a las pinturas intenta representar a través de las calabazas el día a día de la tierra. Quería celebrar, a pesar de nuestros defectos y diferencias, lo que nos une, lo que hace que la convivencia humana sea posible y al mismo tiempo maravillosa. Algunos de los personajes que pinto en esta exposición están deformados o desmembrados, simbolizan la imperfección humana. Esa imperfección tan especial que nos hace diferentes.

Expone por tercera vez en Out of Gallery, ¿qué le hace volver una vez más a este espacio?

Estoy muy contento de exponer aquí una vez más. Nuestra colaboración es sólida y además mi obra interesa aquí en Sitges. ¡Estoy encantado!

¿A qué retos profesionales se enfrenta en un futuro?

Un artista no pare si necesita expresarse. Esa necesidad va evolucionando con el propio artista pero la necesidad está ahí siempre. Me gustaría poder compartir mi visión del arte con el mayor público posible. Los artistas somos viajeros, queremos exponer nuestra expresividad. Así que esa es mi visión de futuro. Ser fiel a mí mismo y compartir mi obra.

Por último, tras la paulatina y lenta tranquilidad que empieza a retomar Costa de Marfil, ¿cree que la escena cultural y especialmente la plástica podrá volver a retomar su lugar de referencia que ahora recae en Africa Occidental en Dakar?

Me gustaría que la estabilidad de Costa de Marfil continuara. Que la reconciliación se realice de manera sólida y consciente. La escena está empezando a recuperarse. Las galerías que cerraron durante la crisis han reabierto sus puertas incluso han inaugurado nuevas. Los artistas intentamos normalizar la situación, el resto, lo dejamos en manos de la política.

Gracias por su tiempo y suerte con la exposición.

http://outofafricagallery.com/es

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response