afribuku.com

Mokoomba, ¡viva la afrofusión!

Javier Mantecón 29 enero, 2015

Zimbabue es un país alejado de la escena cultural internacional. Incluso sus nombres más célebres son apenas reconocidos en el extranjero. Mokoomba quiere acabar con el anonimato de su país a través de una propuesta musical basada en la fusión. “Fusión”, pánico nos da escuchar ese término. Bajo esa bandera han nacido engendros a puñados con ningún interés artístico que sin embargo reciben ayudas y fondos por doquier gracias a un discurso internacionalista de bote. Escuchando a Mokoomba encontramos otro tipo de fusión, la generada por un lugar fronterizo en el que diversas culturas se entremezclan. Fusión real, así sí.

Desde que ganaran el concurso internacional Music Crossroads, Mokoomba han girado por todo el mundo y grabado dos discos. El segundo, Rising Tide, les ha valido los elogios de la crítica. Ritmos entrelazados provenientes de la tradición Tonga, del Sungura, del Soukous o la Benga barnizados por una voz aterciopelada e intensa que nos enamoran desde la primera escucha.

Nos encontramos con Mokoomba durante su gira norteamericana para charlar sobre sus influencias, su país y su cultura. Y advertimos, no se pierdan uno de sus explosivos directos. Mokoomba, unión de tradiciones, mientras bailamos moviendo la cadera.

¿Cómo está yendo su gira mundial, están teniendo buena respuesta entre el público?

Llevamos varios meses de gira por Europa y América del Norte y nos está yendo genial. El público baila nuestra música aunque a veces no la conozcan, así que perfecto.

Mokoomba se formó en Victoria Falls en Zimbabue, muy lejos de la capital, Harare. ¿Qué supuso para ustedes crecer y formar un grupo en un lugar alejado del circuito cultural de una capital?

Victoria Falls es una población pequeña, cerca de la frontera con Zambia, aunque es la capital de la región donde se encuentra. Al ser un cruce de caminos, Victoria Falls siempre absorbe alguna característica de las culturas que la atraviesan. Partimos de la tradición Tonga, pero hemos ido juntándola poco a poco a las diferentes influencias que hemos ido tomando en nuestro entorno. Es lo que llamamos afrofusión. Tuvimos suerte de participar y ganar en las competiciones que lanzaron Music Crossroads lo que supuso un paso adelante para nosotros. Empezamos tocando en el colegio y en la iglesia y gracias al viejo equipo que tenía uno de nuestros vecinos pudimos empezar a tomarnos nuestra música más en serio.

¿Todos los miembros de Mokoomba provienen pues de Victoria Falls?

Sí, crecimos todos en el mismo barrio. Somos amigos desde que éramos pequeños, nos pasábamos el día juntos tirados en la calle jugando.

Cantan en tonga, lengua no muy hablada en el resto de Zimbabue. ¿Tienen buena acogida en el resto del país?

Sí, de hecho es una de las razones por las que practicamos esta “afrofusión”. Nuestro público puede reconocer otros tipos de culturas en nuestra música, hay reggae y funk pero sobre todo ritmos africanos como el soukous o la benga que los oyentes reconocen. Así les es más fácil entrar en contacto con la cultura Tonga. El idioma no es tan importante, no tanto como los ritmos que se escuchan. Queremos llevar la música de Zimbabue a otro nivel, seleccionando lo que nos parece mejor de ella y presentándola a nuestra manera.

En muchos lugares, si cantas en una lengua concreta, los habitantes de la tribu vecina no van a escuchar tu música. ¿Les ha ocurrido teniendo en cuenta lo minoritario de la lengua que utilizan en sus canciones?

Lo curioso de nuestro caso es que nuestro crecimiento como banda en Zimbabue ha sido paralelo al que hemos vivido internacionalmente. Cuando empezamos a girar sobre todo en Europa, empezamos a hacerlo de manera profesional en Zimbabue. El hecho de ser reconocidos fuera de nuestro país nos ha ayudado mucho a serlo dentro de nuestras propias fronteras.

mokoomba

¿Cómo llegan a contactar con la discográfica belga Igloo records?

Uno de los directivos del sello participaba en las competiciones de Music Crossroads y allí nos propuso fichar por ellos. Es una discográfica genial, nos ha permitido entrar en contacto con Manou Gallo, quien produjo Rising Tide, nuestro segundo disco. Es un privilegio haber podido contar con ellos para grabar. Además han permitido distribuir nuestro disco por toda Europa.

Las voces de Mathias Muzaza suenan muy gospel. ¿Hay una influencia directa en ese sentido?

Como decía anteriormente, tocamos durante un tiempo en la iglesia. Cantamos en ella cuando éramos pequeños pero cuando nos cambió la voz de niño a adulto, empezamos a hacerlo a nuestra manera. La iglesia también nos permitió tener un espacio donde poder ensayar y reunirnos.

Victoria Falls es un lugar muy turístico que hace frontera entre tres países. ¿El hecho de recibir turistas provenientes de todas las partes del mundo ha ayudado a crear un ambiente internacionalista en lo que a la cultura local se refiere?

¡Claro! Victoria Falls cuenta con una gran escena de hoteles y bares con música en directo. Allí aprendimos mucho también. Los miembros del grupo hemos podido ir aprendiendo en diferentes escenarios de la ciudad incorporando a nuestro bagaje musical lo que íbamos tocando. Al haber tantos músicos de diferentes lugares de la región aprendimos de la diversidad musical de la región. Creo que se ve reflejado en nuestra música.

Zimbabue posee grandes nombres de la música contemporánea como Oliver Mtukudzi o los Khiama Boys, pero parece que existe una especie de vacío actualmente. Apenas nos llegan noticias musicales de su país exceptuando a Mokoomba y a Chiwoniso. ¿Creen que existe un vacío generacional?

Algo así. Desde los 90 Zimbabue ha vivido una epidemia de SIDA que ha destrozado la sociedad, incluyendo los músicos claro. Intentamos recuperarnos poco a poco.

Y por último les preguntaré por su futuro próximo ¿habrá un tercer álbum?

Sí, de hecho lo estamos terminando ahora. Se publicará en 2015 y esperemos que tenga tan buena recepción como “Rising Tide”. Esta noche escucharás algunas de las canciones nuevas. ¡Espero que te gusten!

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response