afribuku.com

El afrobeat puro resucita: Orlando Julius & The Heliocentrics

Javier Mantecón 29 septiembre, 2014

Orlando Julius es uno de las figuras más representativas de la música nigeriana del último siglo. Junto a Fela Kuti y King Sunny Ade, Julius formó lo que a la postre se antojaría como una de las revoluciones musicales más intensas que ha vivido un país: el afrobeat.

Partiendo del jazz, del funk, del high-life y de estilos tradicionales nigerianos, esta escena comenzaría a cristalizar en la ciudad Ibadan para poco después desplazarse a Lagos, en donde el dinero del oro negro comenzaba a fluir a expuertas. Tras unos sesenta y setenta efervescentes con un buen puñado de fantásticos discos editados, Julius se trasladó a E.E.U.U. en donde se asentó en California para tocar con su banda y caer en el olvido sólo antes de retornar a su Nigeria natal a finales de los noventa.

La historia del renacimiento musical del ghanés Ebo Taylor se repite, esta vez con con otros actores: el sello español Vampisoul reedita en 2007 su álbum debut “Super Afro Soul” (1969) en pleno revival afrobeat. Saltan las alarmas, Fela Kuti no estaba solo en Nigeria. Y tras un disco fallido grabado en Ghana, nos situamos en 2014, cinco décadas después de su último disco editado de manera oficial. El saxo alto de Orlando Julius resucita del olvido junto al grupo inglés y avant jazz The Heliocentrics, quienes han ejercido también de banda de acompañamiento al gran Mulatu Astatke, y lanzan Jaiyede Afro (Strut / !K7 Records).

Después de 50 años sin grabar, ¿qué podemos encontrar en Jaiyede Afro? Un álbum que podría haber sido grabado en 1974, para bien y para mal. Los arreglos de The Heliocentrics nutren una base musical ya conocida. Orlando Julius no experimenta, hace lo que mejor sabe hacer y de qué manera: el más vivo y sincero afrofunk y afrobeat que podemos escuchar en 2014 (con permiso de Tony Allen). The Heliocentrics aúpan el conjunto con sus escarceos free jazz y etíopes pero sin distraernos de la música de Julius.

orlando julius-001

La inicial “Buje buje” nos pone sobre aviso para adentrarnos en “Love thy Neighbour”. Nuestros pies y cuello se mueven  y ya no van a parar de bailar hasta el final del álbum. “Aseni” continua con un excelente riff de vientos que nos invita a despertarnos y “Sangodele” nos adormece con sus guitarras psicotrópicas. El álbum se desarrolla y nos encontramos con “Be counted”, un corte de más de 11 minutos que nos hace perder el sentido del tiempo y del espacio para finalizar con “Alafia”, en donde The Heliocentrics se desbocan.

Algunas de las canciones que forman parte de Jayede Afro fueron escritas según su autor en los años setenta, algo que parece indiscutible, otras lo fueron durante los últimos años para ser retocadas por The Heliocentrics y otras son simplemente canciones tradicionales como “Omo oba blues”. Dicha mezcla permite respirar al disco, aunque en ocasiones nos saque del propio contexto hipnótico creado previamente.

La buena noticia es que Orlando Julius ha lanzado un trabajo extraordinario con su sello inconfundible habiendo cumplido ya los 70 años ; la mala, que quizá sea una oportunidad perdida para haber abrazado la experimentación que The Heliocentrics le han puesto en bandeja. Una pizca de locura del siglo XXI le hubiera sentado de fábula a este fantástico Jayede Afro, que ha recuperado, que no es poco, a un músico legendario con un talento desbordante: Orlando Julius.

Like this Article? Share it!

About The Author

6 Comments

  1. Germán Granados 11 julio, 2015 at 17:17

    Bien 🙂

Leave A Response