afribuku.com

Los sonidos de las independencias: Orquestas de Malí

Invitado 15 mayo, 2013

Autor invitado: Xavi Rodríguez*

La colonización de África viene acompañada de una gran agitación social y cultural en la mayoría de los nuevos estados.Los colonos, además de cambiar las formas de organización político-social de las sociedades, introducen nuevos elementos de modernidad como redes eléctricas en las principales capitales africanas para poder desarrollar sus planes de explotación económica.  El transporte marítimo y las comunicaciones transoceánicas crecen mejorando la conexión de África con el resto del mundo. Los puertos de la costa atlántica son la principal puerta de salida de materias primas y de entrada no solo de productos manufacturados sino también de las primeras radios, gramófonos y vinilos de 78 rpm, que cruzan el océano de la mano de marineros latinoamericanos, principalmente cubanos. Estos son portadores, además de un sinfín de ritmos afrocubanos -musicalidades que regresan al continente-, de nuevos instrumentos como la guitarra, el bajo eléctrico, las secciones de viento, teclados y percusiones. Instrumentos que se introducen con facilidad en las jóvenes formaciones musicales urbanas transformando con sus sonoridades las escenas musicales africanas.

Mory Kante?ü con la Railband

Foto: Mory Kante con la Rail Band Hotel Buffet De La Gare de Bamako en 1970.

A finales de los años 50, con la llegada de las primeras independencias, surge una verdadera revolución cultural que busca recuperar la identidad del rico legado histórico que durante el paréntesis colonial se les negó una y otra vez a los pueblos africanos. Estas independencias traen consigo vitalidad, progreso y esperanza; y las artes, como medios de expresión, viven años de gran creatividad y fertilidad. La música fue uno de los pilares de esta revolución. Las bandas de jazz que amenizaban las soeirées africanas de las clases bien estantes durante la colonización se popularizan y empiezan a recuperar parte del rico folklore tradicional que se fusiona con los nuevos ritmos. Malí es un claro ejemplo de este reencuentro entre modernidad y tradición, situado en pleno corazón del Sahel, la música y tradición oral han recaído a lo largo de su historia en manos de los Griots. Estos como poseedores de la palabra y del verbo han sido y son los encargados de transmitir el conocimiento entre generaciones y de hacer que este país sea uno de los más fértiles en tradición musical. Los 75 años de colonización francesa no fueron suficientes para hacer desaparecer el rico legado cultural heredado del antiguo imperio maliense (1235-1546).

Su independencia llega el 22 de septiembre de 1960 con Modibo Keita como primer presidente de la República de Malí. Este tiene una clara voluntad política de recuperar la “autenticidad cultural africana” siguiendo el referente de las políticas africanistas de la vecina Guinea de Sékou Touré o la Ghana de Nkrumah. Tanto es así que al día siguiente a la independencia el Gobierno crea la Orchestre National du Malí para reunir en ella a los principales músicos del país que, como funcionarios del estado, pasan a ser encargados de recuperar el diverso folklore tradicional, modernizarlo y popularizarlo con el fin de transmitir al pueblo la “autenticidad africana”. Además de la Orchestre National du Malí, dirigida por el balafonista y guitarra solista Kélégueti Diabaté, también se crean las formaciones B y C de esta misma orquesta. El gobierno de Keïta funda l’Ensamble Instrumental National du Mali dirigida en sus orígenes por N’Fa Bourama Sacko y en 1962 organiza la primera Semaine Nationale de la Jeunesse que servirá en sus distintas ediciones como aparador de la diversidad de expresiones culturales del país.

Las orquestas consiguen un equilibrio natural entre la influencia occidental de modernidad y la recuperación de “la identidad tradicional africana”. En Bamako se respira los mismos aires de libertad y modernidad provenientes de Europa y los Estados Unidos expresados musicalmente con el rock, soul, twist y funk en las boites de la capital. Pero también se respira, como en muchas otras ciudades africanas, la influencia de la revolución cubana a nivel político y cultural. La relación con Cuba se expresa musicalmente en las primeras orquestas nacionales y regionales a través de los nuevos ritmos afrocubanos que habían llegado al continente a lo largo de la primera mitad del siglo XX. En este contexto se produce una eclosión creativa que acaba dando lugar, durante la década de los 70, a lo que conocemos como la edad de oro de la música maliense.

Ambassadeurs - SAF 1814 front

Tras un golpe de estado en 1968 llega al poder Mousa Traoré, con él surgen las primeras iniciativas musicales de carácter privado o semiprivado que precederán a las conocidas Railband de Bamako o a Les Ambassadeurs du Motel. Traoré, como conocedor de la gran influencia propagandística de la música en la sociedad maliense, sigue promocionando las distintas formaciones regionales y folklóricas surgidas durante el gobierno de Keita. Con este gobierno también se sientan las bases para una pequeña industria discográfica local y se crea el sello discográfico Mali Kunkan que, en colaboración de Radio Mali, se encargará de publicar y difundir la música de estas orquestas a lo largo de todo el país.

En 1970 el Ministerio de Información y Deporte organiza la primera Bienal Deportiva, Artística y Cultural, que pasa a sustituir las semanas de la juventud organizadas por el derrocado gobierno de Keita. Estas bienales sirven como aparador para que las distintas orquestas regionales alcancen proyección nacional. Algunas de ellas son invitadas a la grabación de una serie de álbumes recopilatorios editados por el sello discográfico estatal y grabados en los estudios de Radio Mali en 1977. Destaca el papel que tuvo en estas grabaciones el técnico de sonido de la emisora, Boubacar Traoré, por cuyos estudios pasaron todas estas formaciones, siendo capaz de plasmar y transmitir toda la fuerza emotiva de estas nuevas sonoridades con un rudimentario y sencillo equipo de grabación.

Es durante esta segunda república cuando Malí vive una actividad y creatividad cultural excepcional. La sana rivalidad existente entre las distintas orquestas regionales, principalmente entre la Super Biton de Segou y la Kananga de Mopti, se pone de manifiesto en cada una de las distintas bienales organizadas. Al mismo tiempo en la capital del país la Rail Band y Les Amabassadeurs, al margen de eventos institucionales, siguen experimentando y creando un nuevo sonido urbano que plasma perfectamente toda esta modernidad que sigue revolucionando el país. Durante estos años se consolidan las carreras artísticas de Salif Keita al frente de Les Ambassadeurs, Mory Kanté en la Rail Band du Bamako, Sory Bamba en la Kanaga du Mopti, del bluesman malien Ali Farka Touré o la cantante Fanta Damba de l’Ensemble Instrumental National du Mali.  Al frente de estas distintas formaciones revolucionaron el panorama musical, su éxito y popularidad sirvió en muchos casos de trampolín para iniciar carreras en solitario. Durante los años 80 algunos de estos artistas y orquestas empiezan a tener un reconocimiento internacional y son reclamados para realizar sus primeras giras europeas dando a conocer toda esta riqueza musical más allá de sus fronteras.

 :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

orchestre-national-a-frontOrchestre National A: Se crea por el Ministerio de Juventud y Deporte el día después de la independencia de Malí, el 23 de setiembre de 1960. En ella se reúnen algunos de los mejores músicos del país, y con una clara voluntad patriótica contribuyen a revalorizar y salvaguardar el arte musical del país. La orquesta es la encargada de amenizar las veladas en los jardines del palacio presidencial de Kaoulouba, tocando para políticos como Fidel Castro, “El Che” Guevara, Nkrumah o el guineano Sékou Touré. El hecho de ser una formación institucional le permite disponer de los primeros amplificadores y tener acceso a instrumentos modernos. Dirigida por el balafonista y guitarra solista Kélégueti Diabaté, rápidamente se populariza y su éxito lleva la creación de las formaciones B y C de la misma Orchestre National a fin de reagrupar todo el talento posible en este renacer musical del país.

Buffet Hotel de la GareRail Band du Buffet Hôtel de la Gare de Bamako: Oficialmente se funda en 1969 por el poli instrumentista Tidani Koné, conocido también como el Miles Davis maliense. Tidani, después de su paso por la Super Biton de Ségou y la Orchestre National A, recibe el encargo de formar una orquesta para tocar para en el restaurante de la estación de tren de Bamako. Durante sus primeros años se hace acompañar por el guitarrista rítmico Mamoutou Diakiaté y a la voz por Salif Keita como base principal de la que pasaría a llamarse Orchestre de la Régie des chamins du fer du Mali, precursora de la Rail Band de Bamako. La Rail Band de Bamako, a lo largo de sus 15 años de historia, fue un claro referente de la nueva modernidad musical malien y es considerada como una de las orquestas más influyentes y prolíficas del continente africano. A parte de Salif Keita, considerado como la voz de oro de África, por la Rail Band también pasaron músicos relevantes como Mory Kanté y Djélimady Tounkara.

embassadorsLes Ambassadeurs du Motel: Junto a la Rail Band es considerada como la orquesta de baile más popular del país. Se funda a finales de 1969 pero no es hasta 1972, cuando el prestigioso guitarrista guineano Manfila Kanté se hace cargo de la dirección de la orquesta, cuando empieza su éxito. Salif Keita se une a la orquesta en 1973. En los primeros repertorios se tocaba todo tipo de ritmos: afrocubanos, jazz, rock, rhythm’n’blues, pero poco a poco Kanté y Keita, con su gran creatividad musical, van aportando una interpretación moderna del repertorio tradicional mandinga combinando perfectamente los formidables arreglos de guitarra de Kanté con la virtuosa voz de Keita. En 1978 Les Ambassadeurs, ante la convulsa situación del Malí, deciden emigrar a Abidján (Costa de Marfil) y entonces pasan a llamarse Ambassadeurs International. La banda es una de las primeras en tener proyección internacional, tiene la posibilidad de viajar varias veces a Europa y hasta de grabar un disco en los Estados Unidos (1980). Su música se caracteriza por adaptar perfectamente los sonidos modernos en su repertorio de origen mandinga y crear una sonoridad propia.

super-biton-de-segou-front1Le Super Biton de SégouFundada en 1954 en la capital del antiguo reino Bambara a partir de la fusión de las dos formaciones modernas de la ciudad: La Ségou Jazz y la Renaissance Jazz, recibiendo el nombre de Alliance Jazz de Ségou. En 1960 con la llegada de la independencia la orquesta se nacionaliza y pasa a ser la Orchestre Regional de Ségou. Embajadora de la cultura y la tradición Bambara, la orquesta es una de las grandes triunfadoras en las distintas bienales culturales celebradas. Con el trompetista Amadou Bâ al frente, la Orchestre Régional de Ségou goza de una gran popularidad en todo el país. La incorporación en 1972 del guitarrista “Mama” Sissoko permite incluir en su repertorio composiciones songhaï, peul y wolof abriendo de esta manera las fronteras culturales de la formación. Ya como Super Biton de Ségou, en 1974 tiene la posibilidad de tocar en Dakar siendo así una de las primeras orquestas regionales en salir al extranjero. Posteriormente en 1977, junto a Les Ambassadeurs y L’Ensemble Instrumental du Mali, representa el país en el gran Festival Panafricano FESTAC organizado en Lagos junto artistas de la talla de Fela Kuti o la Poly Rythmo de Cotonou. Pese haber caído actualmente en el olvido, Le Super Biton de Ségou, ocupa un lugar privilegiado en la historia musical moderna de Malí. Recordada como una de las mejores orquestas africanas de todos los tiempos, siempre con un fuerte discurso ideológico y cultural en sus composiciones, la orquesta fue considerada como la verdadera voz del pueblo malien.

Le Kanaga de Mopti-Le Kanaga de Mopti: Con origen en la orquesta Bani Jazz de Mopti, fundada en 1961, la Orquesta Regional de Mopti recibe este nombre en 1969 para inscribirse y competir en la primera Bienal organizada en 1970. Dirigida por el trompetista, flautista y compositor Sorry Bamba, el repertorio de la formación se caracteriza por su gran variedad étnica. Con el lema de “la variedad en la diversidad”, en él podemos encontrar canciones peul, bobo, songhaï y mozo, pero lo que acabó por caracterizar y popularizar a la formación es la transcripción musical que Sorry Bamba hace de la cultura del país dogón en sus composiciones. Considerada como el “eco” de Bandiagara la orquesta recibe el nombre de Kanaga en representación de su vínculo con el país dogón. Después de repetir varias veces el segundo puesto en las distintas bienales por detrás de la Super Biton, finalmente logra hacerse con en el primer puesto en la bienal de 1978, posición que repetirá en las siguientes dos ediciones permitiendo recibir el título de Orquesta Nacional igual que años antes había recibido la Super Biton de Ségou.

Podéis escuchar el programa especial dedicado a las Orquestas de Malí (1960-1980) en la página de Radio África. Sonidos Urbanos.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Florent Mazzoleni, Musiques modernes et traditionnelles du Mali. Ed. Le castor astral 2011

Florent Mazzoleni, L’épopée de la musique africaine. Ed.Hors collection 2013

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

*Xavi Rodríguez aka Dj Balele es un aficionado a las músicas africanas y al vinilo. Ha vivido en Guinea Ecuatorial y  viajado por Senegal, Malí, Gambia, Mozambique y Marruecos donde ha aprovechado para explorar sus músicas. Es colaborador de “Radio África. Sonidos Urbanos“.

Like this Article? Share it!

About The Author

3 Comments

    Leave A Response