afribuku.com

Contra el maltrato animal a través del expresionismo: Wallen Mapondera

Javier Mantecón 26 noviembre, 2015

Wallen Mapondera significa todo lo que el público ajeno al arte contemporáneo africano no espera de un artista de Zimbabue. En su arte no hay tópicos africanos en las historias que narra ni clichés en las formas que construye. Su producción artística mira hacia fuera para influenciarse, como todo artista que se precie, pero también hacia dentro. Bacon y Goya, el expresionismo figurativo como punto de partida para establecer una relación con su propia inspiración.

Mapondera nació en Harare hace 30 años, creció en un entorno humilde y en el que la influencia del arte plástico contemporáneo era limitada. Su curiosidad interna e hiperactividad se canalizaron hacia el deporte (es cinturón negro de kung-fu) y en el dibujo. Su sensibilidad por todas las manifestaciones artísticas tanto plásticas como visuales o musicales se tradujeron en un cuerpo formal que con el tiempo se han transformado en una propuesta única en el continente. El curriculum vitae de este artista nos muestra una inquietud poco frecuente para su edad. Estados Unidos, Alemania, Francia, España, Australia o Sudáfrica han expuesto sus obras tanto en exposiciones colectivas como en muestras individuales dedicadas exclusivamente a su trabajo. Su obra le ha hecho merecedor de numerosos premios internacionales siendo el Premio Nacional del Mérito Artístico (National Arts Merit Awards) de su propio país el que más satisfacción le ha proporcionado.

friends for sale

Su trabajo plástico cubre numerosos ángulos conceptuales aunque en los últimos años su imaginario se ha concentrado en la relación de la fauna y el simbolismo que genera su condición en Zimbabue respecto a la propia situación del ser humano. Mapondera asegura que la psicología cultural africana está irremediablemente unida a la relación entre humano y animal que estos últimos representan en muchos casos el deseo, las frustraciones e incluso el poder divino del generado por la comunidad. Así pues la representación del abuso que sufren los animales en su propio país natal representa al mismo tiempo la crueldad que la ha generado, retratando así las inseguridades y características que definen a la humanidad.

Formalmente este nuevo periodo en la vida artística de Mapondera apuesta por un expresionismo figurativo nada evidente y combinaciones de colores pastel imposibles. La temática prevalece saltando de la imagen a nuestro subconsciente, arañando nuestras entrañas y revolviendo nuestro espíritu. Los blancos límpidos, los colores tierra y la heterodoxa disposición de sus figuras son la base de su expresividad a partir de la que los tonos ajenos nos introducen en un mundo de abstracción y de protesta.

undress to redress

Wallen Mapondera nos retrata en sus últimas obras el maltrato que sufren los animales en su país y la nula protección jurídica que sufren. Cabras ahogadas vivas en cerveza o pollos muertos de inanición son el resultado de unas prácticas culturales que el artista señala como salvajes e innecesarias. Un debate muy recurrente en el mundo actual en el que los derechos de los seres vivos son cada día más reivindicados por la población de todo el planeta.

El arte como medio de protesta, sí, pero también como fin en sí mismo. Durante la participación de Wallen Mapondera en el II Festival de Arte Urbano de Antananarivo, sus reivindicaciones personales se diluyeron consciente y voluntariamente para formar parte de un grupo de acción artística en la que talento brilló de una manera extraordinaria. Sus intervenciones públicas se centraron en el uso de los espacios y del entorno con el que los ciudadanos interactúan cada día. El artista entrevistó a los habitantes de los barrios en los que intervendría para conocer sus inquietudes, sus sueños, sus quejas y partiendo de ese lugar, plasmar sus voces a través de su arte. El arte al servicio del ciudadano, al servicio de la sociedad.

Target

untitled pig

SONY DSC

Like this Article? Share it!

About The Author

2 Comments

Leave A Response