afribuku.com

La risa como terapia contra la guerra

Javier Mantecón 25 julio, 2013

De todas las disciplinas que se incluyen dentro del amplio grupo de las artes escénicas, el humor es sin duda la que menos se toma en serio. Esta ironía es uno de los grandes males que vive este sector. Parece que resulta complicado plantear un proyecto o trabajo que aúnen risa y arte desde un punto de vista profesional. Sin embargo el mundo del humor sufre las mismas problemáticas que cualquier otra variedad artística a nivel financiero, logístico, etc. Como todos sabemos, África no es un continente que se haya valorado en su justa medida en el mundo artístico internacional; pocos son los ejemplos de artistas que sean considerados y reconocidos como iguales a nivel global. Ahora imagínense a estos artistas siendo humoristas. ¿Difícil, verdad?

Lo cierto es que la realidad es bien distinta. África está viendo nacer una escena humorística en muchos de sus países. Retrocediendo en el tiempo, podemos encontrar en la tradición de muchas etnias del continente la existencia de la figura del trovador o el bufón que vive de sus historias, generalmente desgranadas a pie de calle. A este bagaje debemos sumar ya en la modernidad la literatura, el teatro y el comic africano, muy enfocados hacia el humor en plumas tan reconocidas como las de Ahmadou Kourouma, Ousmane Sembène o Marguerite Abouet, a quien entrevistamos recientemente en afribuku.

Y no sólo eso, en los últimos años, estilos tan genuinamente norteamericanos como la sit-com, comedia situacional televisiva o la stand-up comedy, estilo Club de la Comedia, están brotando en muchos países africanos de la mano del abaratamiento de los costes de producción en el caso de las series de televisión y del hip-hop en lo que respecta al stand-up comedy, fenómenos no tan distantes entre sí en el contexto africano. Partiendo de esta escena, numerosos festivales de humor han sido creados en la última década en todo el continente basándose en una manera propia de entender el humor. El Festival Internacional de la Risa y del Humor de Uagadugú (FIRHO), el Festival de Risa de Marrakech o el Festival Tuseka en Kinshasha cuentan cada vez con más asistentes y participantes. Hoy en afribuku os acercamos una de las propuestas más interesantes y con mayor continuidad en la escena humorística de África: el Festival TuSeo de Brazzaville, que celebrará su sexta edición entre el 26 y el 28 de julio de 2013. Este evento, que cuenta ya con seis ediciones a sus espaldas, pone a la República del Congo como referente en la escena humorística africana, contando con la participación de humoristas internacionales de Francia, Gabón, Camerún o Malí. Imposible no interesarse por esta iniciativa y por tanto no nos resistimos a citarnos con su directora Lauryathe Bikouta para que nos desvele sus intenciones, motivaciones y planes futuros.

tarifa-delegada-de-educacic3b3n-invitados-002

Nuestra primera pregunta incluye una felicitación por su iniciativa y desde luego un aplauso por su trayectoria. ¿Por qué decide montar un festival de humor en Brazzaville en 2004?

Quería crear un espacio de expresión dentro de las artes escénicas. Es fácil asistir a conciertos pero es difícil encontrar propuestas teatrales en Brazzaville. Después de la guerra, quería revitalizar la escena del país y fomentar la superación del conflicto a través de un arma muy poderosa: la risa.

La idea del festival TuSeo es que fuera bienal en un principio, ¿no es así?

En un comienzo fue bienal, pero después vimos que había en esta región una demanda clara de un festival de artes escénicas dirigido únicamente al humor. Aunque la idea era hacerlo una vez cada dos años, pude organizarlo de 2004 a 2007 de manera anual. Desde que paramos en 2007 debido a que me mudé a Francia, ningún evento ha cubierto el hueco que dejamos. Las propuestas culturales basadas en el humor desparecieron, por lo que en 2011 decidí resucitar el festival. Iremos viendo, dependiendo de la esponsorización, si podemos mantenerlo de forma anual.

¿Es usted humorista?

No, en realidad soy actriz pero no humorista.

Entonces ¿por qué decidió trabajar en este sector? ¿Por qué el humor?

Creé una asociación cultural de mujeres llamada Unión de Mujeres Artistas del Congo y, junto a otra asociación de jóvenes, comenzamos a realizar actividades en el Centro Cultural Francés trabajando con el hiphop. A través de esa experiencia y viendo que otros ámbitos culturales se estaban desarrollando poco a poco, pensé que sería interesante realizar una actividad que juntara a los humoristas del país. El Congo es un país con un sentido del humor muy acentuado pero la guerra ha dejado un gran trauma. Aquí no tenemos psicólogos, así que canalizamos nuestros problemas a través de la risa.

¿Cree que había una “falta de risa” en la República del Congo?

¡En absoluto! Lo que hemos hecho es agrupar a artistas que trabajan en este sector, pero la sociedad del Congo ríe mucho. Siempre ha habido humoristas en la calle disfrazados que entretienen a la gente, ahora queremos profesionalizar esta escena. Además, aprovechamos para lanzar mensajes sociales a través de estos artistas.

Existe ya una pequeña escena de festivales de humor en otros países como la República Democrática del Congo o Burkina Faso. ¿Se siente parte de la misma escena?

Desde luego que sí. Intentamos buscar políticas de colaboración entre nosotros. Existe una muy buena relación entre TuSeo y FIRHO (Festival Internacional de Risa y Humor de Uagadugú). Intercambiamos artistas para nuestros escenarios y visiones de futuro entre los directores de festivales, así aprendemos unos de otros para hacer crecer la escena.

¿Cuáles son sus planes de futuro respecto a TuSeo?

Queremos extender nuestra acción en la región, somos ambiciosos, pero antes queremos antes afianzar económicamente el festival. Paso a paso. Queremos también traer  humoristas de otros países y no sólo francófonos.

¿Espectáculos en otros idiomas? ¿Cree que funcionarían siendo en otra lengua?

La lengua es la misma, la risa. Lo que cambia es el idioma. La risa es una lengua internacional. Planteamos espectáculos en los que por ejemplo un chino haga su espectáculo a través del mimo, o un argentino siendo traducido. Este tipo de espectáculo han sido presentados y si la puesta en escena es buena, el idioma no es tan importante.

¿Qué respuesta está teniendo por parte del público de Brazzaville?

Siempre digo que el público de TuSeo es uno de nuestros grandes socios. Siempre hemos tenido una buena afluencia de asistentes a nuestros festivales. Tenemos problemas de espacios para organizar eventos, la oferta cultural se concentra mucho en pocos lugares. El Centro Cultural Francés nos ha ayudado mucho desde el principio acogiendo el festival. Además tiene un equipo de comunicación que nos permite hacer una publicidad más allá de lo que nosotros podemos hacer. Los asistentes crecen cada año tanto a los talleres como a los espectáculos, así que supongo que algo estaremos haciendo bien.

¿Ha pensado en trasladar las actividades a la calle? El acceso a la cultura a la gran mayoría de la población en instituciones como el Centro Cultural Francés es bastante limitado.

En 2006 hicimos una parte del festival en uno de los barrios de Brazzaville y en 2007 el jefe del mismo contactó con nosotros para repetir la experiencia. He de decir que la edición de 2007 fue una de las cuales guardo mejor recuerdo. En los barrios conectamos con una población que no puede acceder al Centro Cultural Francés, es muy gratificante pero es difícil de organizar. Conlleva muchos problemas logísticos. Intentamos promover el acceso a nuestro festival a toda la población de Brazzaville y, por ello, establecemos precios de taquilla bastante asequibles.

Nueva imagen

El festival cuenta también con una amplia oferta de actividades fuera de los escenarios como conferencias o talleres. ¿Cuál es el objetivo que quiere alcanzar con la organización de estas acciones paralelas?

Las conferencias permiten a los profesionales noveles y experimentados a compartir sus conocimientos. Intentamos, como indicaba antes, profesionalizar el sector mejorando el contenido artístico de los espectáculos y profundizando en la vertiente teórica del arte del humor a través de conferencias. Los talleres están enfocados a activar la escena a nivel técnico. Para ello realizamos actividades desde un punto de vista pedagógico que enseñen a nuestros artistas y a sus managers a montar un dossier artístico, una ficha técnica o una pequeña estrategia de comunicación. La cultura es un oficio serio y hay que aprender a desarrollarlo mediante unas herramientas específicas.

Queremos buscar la unión entre la intelectualidad y la calle. Los artistas no siempre están conectados con las instituciones o con los profesionales de la cultura. Buscamos promover este espacio de encuentro.

¡Una gran idea! ¿Tiene más actividades pensadas para el futuro?

Es importante hacer hincapié en el sentido de comunicación del humor.  Intentamos propulsar un mensaje positivo. Por ejemplo, hace años plantamos, a través del festival, el bosque de la “Risa verde”. El medio ambiente es un gran problema en mi país y pensamos que replantando una zona deforestada en donde se hicieron espectáculos, ayudaríamos a desarrollar nuestro entorno.

Queremos también promover el uso común y artístico de nuestras lenguas locales intentando crear espectáculos que jueguen de una manera contemporánea con éstas. Buscamos aportar riqueza y giros lingüísticos a nuestros modos de comunicación para que pervivan entre la población.

Vemos que TuSeo es un festival muy ambicioso respecto a sus objetivos. ¿Lo es también la escena cultura del Congo?

Nos faltan salas de espectáculos pero no ganas. La danza contemporánea parece que se está abriendo camino al igual que numerosos festivales de música. Dieudonné Niangouna, en el dominio del teatro, está siendo uno de los grandes embajadores de nuestra cultura. Gracias a él el teatro ha sobrevivido en el país, además muchos jóvenes están queriendo seguir su estela, lo que sólo puede ser positivo.

Gracias por su tiempo, y felicitaciones por la iniciativa. Desde afribuku le deseamos que esta edición del 2013 tenga tal éxito que le permita organizar la del 2014, 2015, 2016…

Gracias de verdad. He de decir y no con motivo de orgullo, que yo soy la primera mujer de mi país que organiza un festival de artes escénicas. Quiero que las mujeres se integren en la escena cultural del Congo. Ha habido pequeños eventos organizados por mujeres pero ninguno ha sobrevivido al paso del tiempo. Necesitamos esa sensibilidad en el sector.

http://lesite.festivaltuseo.com/

Like this Article? Share it!

About The Author

2 Comments

  1. Marcos 25 julio, 2013 at 15:18

    Gran articulo y entrevista Javi. Afribuku es una ventana de lujo a la escena cultural africana. Seguid asi !

    • Javier Mantecón 26 julio, 2013 at 17:33

      Gracias a ti Marcos por seguirnos.

Leave A Response