afribuku.com

El mito del sexo desmesurado de los negros

Alejandro de los Santos 26 septiembre, 2014
Portada2

En general se da por hecho que los negros están mucho mejor dotados sexualmente que el resto de los mortales. Es bastante frecuente que escuchemos comentarios de dudoso gusto sobre el tema. Algunos sobrepasan incluso el límite de la ofensa comparando a los negros con animales como caballos, toros o elefantes. La mayoría de los chistes suelen acabar con la misma moraleja. Pero no solemos referirnos únicamente al tamaño, también al supuesto apetito sexual desenfrenado. Cuando nos dejamos de bromas, nos ponemos serios y le damos un tono científico a la conversación, hay quien recurre a teorías personales sin ningún fondo científico que no son más que un collage de estereotipos reconocibles por todos: la superioridad física, vivir desnudos, el tiempo libre, el clima tropical, etc. Todos ellos argumentos que históricamente se han empleado para construir una imagen única e indiscutible sobre los negros: irracionales, bárbaros y salvajes.

En la película Soleil ô (1967) del cineasta Med Hondo se exponen algunos de los prejuicios de los franceses sobre los africanos en plena efervescencia de Mayo del 68. En una de las escenas más representativas de la obra se ridiculiza la atracción lasciva de una mujer blanca hacia los misterios sexuales del protagonista, el propio director mauritano. Después de un primer revolcón, la francesa se muestra visiblemente decepcionada porque su amante no da la talla ni alcanza las expectativas que se esperaban de él. “Porque dicen que los negros…” y le susurra a una amiga el gran secreto. Esta fue una de las primeras obras destacadas de los cines de África, en un período en el que los directores querían rescatar la dignidad de los africanos criticando el despotismo de los antiguos colonizadores. Med Hondo desmonta inteligentemente uno de los clichés más enraizados en el imaginario occidental. Y no se trata de una cuestión ni mucho menos insignificante, por mucho que pueda parecerlo. El tamaño por supuesto que importa. Pero no en el sentido estricto del placer sexual. Sino como argumento histórico que ha servido para rebajar a los negros a una esfera inferior, como seres necesitados de la moral civilizatoria y superior de los colonizadores.

Escena de "Soleil Ô" de Med Hondo

Escena de “Soleil Ô” de Med Hondo

El escritor franco-marfileño Serge Bilé en su libro La légende du sexe surdimensionné des noirs (La leyenda del sexo sobredimensionado de los negros) demuestra que los primeros escritos que manifiestan esa supuesta excentricidad sexual se deben al médico griego Heródoto, que sostenía que el semen de los negros era del mismo color de su piel. Asimismo, su compatriota Galeno de Pérgamo llegó a afirmar que “el negro es un ser risueño con el pene desmesuradamente largo”, en un razonamiento prehistórico del mito del “buen salvaje”. Dentro del imaginario griego el falo pequeño representaba la virilidad y el grande, asociado siempre a bereberes y a negros, la esterilidad. Los romanos tampoco dejaron de alimentar la leyenda del negro superdotado como forma de justificar la irracionalidad y el salvajismo de sus esclavos. Las representaciones fueron abundantes, aunque quizá la que más llama la atención es un mosaico que a día de hoy podemos ver en las Termas de Pompeya, en el que aparece un negro con un pene de dimensiones obviamente exageradas.

En escritos fundamentales de la literatura occidental y oriental se ha aludido frecuentemente a la sexualidad de los negros asociada a su inferioridad como especie, situándolos más cerca de lo irracional, de lo animal, que de lo meramente humano. Marco Polo llegó a decir que los negros eran seres horribles, gruesos y superdotados que se asimilaban al diablo. En Las mil y una noches también se hace referencia a los eunucos negros que participaban en orgías dentro de harenes, tarea algo complicada si consideramos que todos ellos eran castrados de sus órganos sexuales. Por su parte, los grandes intelectuales del Siglo de Oro como Rousseau, Voltaire o Diderot aportaron clasificaciones y afirmaciones arrogantes sobre los negros que posteriormente darían lugar a las teorías raciales del siglo XIX que sirvieron de base para la colonización total de África. En la Enciclopedia de Diderot podemos leer: “Si por casualidad nos encontramos con gente honesta entre los negros de Guinea (la gran mayoría son viciosos, la mayoría se inclinan hacia el libertinaje, la venganza, el robo y la mentira (1)”.

5050La estrategia de manipulación propagandística más eficaz para cristalizar ciertos prejuicios contra una comunidad es la animalización del enemigo, un recurso que ha sido empleado por los regímenes más atroces de la Historia. Recordemos que en Ruanda el discurso oficial hutu se refería a los tutsis como cucarachas, lo que daba carta blanca para cometer cualquier tipo de atrocidades contra ellos. En el caso de los negros, el discurso fue evolucionando a lo largo de los siglos. Los que en un principio eran hombres negros, felices y superdotados, un tiempo después se convertirían en bestias sin pensamiento propio. El filósofo tunecino Ibn Khaldoum por ejemplo aludía a ellos como seres con un grado inferior de humanidad que se acercaban a los animales. Argumentos que servían para legitimar la esclavización de seres a los que se comparaba con animales de carga. Algunos pensadores fueron incluso más lejos y trataron de definirlos como verdaderos monstruos. John Locke, a quien cita Chimamanda Adichie en su célebre The danger of the single story (El peligro de una sola historia), llegó a sostener que los africanos eran “bestias que no tienen casa. Personas sin cabeza que tienen la cabeza y los ojos en el pecho”. Locke escribió tal descripción después de un viaje por África occidental en 1561.

Hoy en día el mito está tan extendido en todo el mundo que incluso gran parte de la población negra propaga esta presunta diferencia morfológica. El sexo sigue siendo un tabú en casi todo el mundo y en África también. En las sociedades patriarcales el tamaño del pene está íntimamente ligado a la masculinidad y obviamente pocos hombres se atreverían a desmitificar públicamente una leyenda que fortalece su propia virilidad. Incluso se convierte en un argumento de peso para algunos políticos irresponsables. En una noticia aparecida recientemente en el periódico Jeune Afrique se informa de que varios senadores de Uganda declararon que uno de los motivos que explican el alto índice de SIDA es el tamaño de los preservativos, ínfimo en relación a la media del pene de los ugandeses. Comentario imprudente donde los haya, considerando los estragos que causa esta enfermedad en el país. En este sentido, es especialmente revelador el resultado de las encuestas realizadas en Martinica por Serge Bilé. La población negra de esta isla vuelve a reproducir los estereotipos que comentábamos anteriormente: los negros poseen un sexo de mayor tamaño y en las regiones tropicales es mucho mayor que en Estados Unidos o en Europa. No hay duda de que estos argumentos se han visto reforzados en parte gracias a la emisión de películas pornográficas norteamericanas en las que se difunde exageradamente la leyenda en torno al sexo aventajado del negro. Es común encontrar casos en los que los propios actores sostienen enormes prótesis de plástico para que no se desmienta la fábula. ¿Quién quiere ver a un negro que la tenga pequeña? Bilé recoge el testimonio de la actriz porno francesa Katsumi, para quien “los negros son sólo contratados únicamente sobre esa base. Por eso en las películas todos tienen sexos desmesurados”, lo que ha provocado que algunas actrices porno se nieguen a rodar con ellos.

Sátira de Damien Glez sobre el uso del preservativo en Uganda.

Sátira de Damien Glez sobre el uso del preservativo en Uganda.

Existen algunos estudios y mapas sobre el tamaño del pene en todo el mundo. El último de ellos recibió duras críticas de especialistas, como el profesor Jelte Wicherts de la Universidad de Tilburg, que reprochaba la falta de rigor científico por basarse en fotografías recogidas de Internet (2). ¿Es esta una fuente fidedigna para decidir que la media del pene de todo un país o, peor aún, de un continente? En una noticia publicada en el periódico español La Razón, podemos encontrar en la entradilla la siguiente frase acerca de las “medias fálicas” en el plano mundial: “África gana por goleada con una media que casi alcanza los 18 centímetros (3)”. No hace falta ser un entendido del fútbol para saber que una goleada implica una diferencia importante en el resultado. Sin embargo, si observamos bien los datos, veremos que entre los cinco primeros hay tres países latinoamericanos y dos africanos, separados por muy poca distancia. No obstante, la noticia reproduce los tópicos que el lector espera leer sobre los africanos. Además, observando las fuentes de información para el diseño del mapa ilustrativo del estudio (4), nos encontramos con referencias de páginas webs con títulos como Show your dick (Enseña tu polla) o Measure your dick (Mídete la polla) (5).

Mapa con el tamaño medio del pene por países.

Mapa con el tamaño medio del pene por países.

idée reçue n°9  Les Blacks ont un grand sexe“Ideas preconcebidas: los negros la tienen grande” fue el eslogan utilizado para patrocinar la tarjeta de crédito Egg en Francia en el año 2002. El anuncio mostraba una imagen en la que aparecía un negro tumbado en la playa con un minúsculo bañador en el que se aprecia que el sujeto en cuestión no tenía demasiado que esconder. La empresa pretendía cuestionar en tono humorístico obviedades supuestamente aceptadas por la mayoría. Al contrario de lo previsto, la campaña provocó la indignación inmediata de buena parte de la sociedad civil francesa en un gesto de valentía sin precedentes. Tanto en este caso como en las bromas que escuchamos tan a menudo, el humor presenta de forma velada conclusiones profundamente racistas, pues el sexo gigante, desenfrenado, salvaje, se manifiesta como elemento primario que constituye la esencia del negro. Sobre todo del negro anónimo, del que no tenemos referencias. No será lo primero que se piense de Obama, Desmond Tutu o Nelson Mandela.

Cuesta creer que la sexualidad sea uno de los argumentos que han servido para denigrar a todo un sector de la población con el único objetivo de argumentar su brutalidad y por lo tanto su inferioridad. En muchos casos, no sólo históricos sino también actuales, se llega a representar al negro como una persona cuyo pene lo define como persona. Los estereotipos aparecen como armas de ataque ante lo desconocido o para simplificar una amplia y compleja realidad. A pesar de que la sexualidad del negro siga causando especulaciones y carcajadas, es necesario conocer el origen del mito, entender de dónde procede y con qué fines se ha utilizado históricamente. Sólo de esta forma sabremos reaccionar ante actitudes primitivamente racistas.

La imagen de la portada pertenece a la obra “The Spear” del artista sudafricano Brett Murray.

  1. http://fr.wikisource.org/wiki/Page:Diderot_-_Encyclopedie_1ere_edition_tome_11.djvu/82
  2. http://www.huffingtonpost.co.uk/2012/09/30/penis-survey-puts-british-men-ahead-of-french_n_1927295.html
  3. http://www.larazon.es/detalle_hemeroteca/noticias/LA_RAZON_365293/3868-disenan-el-primer-mapa-mundi-segun-el-tamano-de-los-penes#.Ttt1R9U9k3BJ4lW
  4. http://www.everyoneweb.com/worldpenissize
  5. www.measureyourcock.tumblr.com

Like this Article? Share it!

About The Author

24 Comments

  1. Ei, sòc jo! 9 octubre, 2014 at 15:53

    Buenísimo! Déjame que lo comparta. Un abrazo!

  2. Sergio Romero 5 febrero, 2015 at 0:18

    Muy buen análisis….gracias por compartir…Saludos.

    • Alejandro de los Santos 5 febrero, 2015 at 0:20

      Gracias, Sergio. Saludos.

  3. Laura 25 mayo, 2015 at 11:49

    Hola!…soy estudiante de Antropologia y cai aca de casualidad… Perdon tengo que decir porque ni leí el texto. Ya cuando leí el titulo en donde decía “Mito” y Negro” en la misma frase me dio por reír…No es ningun mito, vivi en Europa toda mi vida y primero cambie blanco por Arabe y ahora todo por negro…de un blanco a un negro hay un abismo, en cuestión de piel, firmeza, masculinidad, vigor, tamaño, rudeza, tacto, sensualidad fuerza y resistencia…pero para gustos hay colores!!

  4. Laura 25 mayo, 2015 at 11:53

    Es mas…yo soy castaña de ojos verdes y no vuelvo con un blanco ni que me paguen …mucho librito veo en este post, yo tengo mas cama que libros!…saludos!

  5. alex 19 enero, 2016 at 5:06

    actualmente el hombre con el pene más grande es Jonah Falcon, es blanco y de ojos claros. Otro es Nacho Vidal con 25cm, en fin, son hombres blancos. Si creo que existe un mito alrededor del hombre negro que ha sido fuertemente promocionado por la pornografía (negocio que deja buen dinero anualmente), y por la falta de conocimiento y análisis racional. Genéticamente no existen diferencias notables entre blancos y negros, y si la teoría de la evolución no se equivoca, todos los seres humanos tienen un origen común en África.
    Pienso que hay que dejar la subjetividad de lado como en el caso de la participante Laura, que pudo tener más de 200 amantes negros (y todos ellos supuestamente dotados) y aún así, no es una muestra representativa de la población para concluir que todos los negros del mundo son super dotados. A ver, dejemos de lado
    el odio y el resentimiento que ello lo que demuestra es que hay personas heridas o poco valoradas y quieren hacer sentir mal a otros, seamos más objetivos por favor.

  6. yuri 2 marzo, 2016 at 3:56

    A quién le importa que esta chica/mujer no vuelva con un blanco ni aunque le paguen, es una tremenda mentira que hay un abismo de diferencia, hay hombres blancos muy bien dotados y fuertes y negros que no son gran cosa. Además no se porque habla así con ese desprecio si ella es blanca, está en la misma situación con respecto a las mujeres negras, las negras por lo general tienen cola y senos más grande así que no puede hablar. Por eso me encantan las negras, aunque me gustan las demás también. Si somos tan inferiores por qué muchas negras nos prefieren a nosotros y no a los de su raza?, y por qué la mayoría de las blancas prefieren a sus blancos? UN BLANCO NO TIENE NADA QUE ENVIDIARLE A UN NEGRO, NADA DE NADA. Y si la raza blanca es inferior físicamente es por poquito a no exagerar, y somos inferiores todos, hombres y mujeres, así que las blancas que no sean estúpidas.

  7. Shan 24 marzo, 2016 at 10:17

    Me parece importante hablar sobre el pene, mostrarlo, hacerlo parte de nuestra cotidianidad, pienso q en esta sociedad machista continua siendo un tema vetado, un privilegio de algunos y la excusa para tener una masculinidad fragmentada y competitiva. Si es grande, rojo, curvado o cabezon no importa. Resalto la importancia del tema en general y la falta de estudios y movimientos serios al respecto.
    Sueño con una sociedad en la q dos hombres se sientan dueños del pene el uno del otro y puedadn compartir sus formas y experiencias sin competencia, sin querer ser el más macho. Y que las mujeres se puedan sentir en un lugar privilegiado en esa socillización del pene.

  8. Arleison Arcos Rivas 4 junio, 2016 at 14:14

    Lo primero que quiero hacer notar es la manera tan obvia como caen en la esterotipia quienes, pese a leerte, se afinca en los prejuicios que intentas desmitificar.

    Lo segundo, evidentemente, es la trampa de las esterotipias pues sea que se lo imagine grande o, si por la misma razón incomprensible se lo hubiera afirmado pequeño, es el sustento odioso de las diferencias corporeizadas lo que anima el racismo, la exotización y la esencialización que denunciamos y contra la que luchamos.

  9. Ana 6 junio, 2016 at 8:27

    Y nos quedamos pegados en el “pene”, creo que el artículo apunta más allá, exactamente hacia la dignidad de la raza humana, la única raza por cierto.

  10. Sebastian Teran Guillen 22 agosto, 2016 at 1:03

    NO SE PELEEN LO MEJOR DE TODO ES SABER HACER UNA BUENA COMIDA PORQUE AL FINAL TODOS COCINAMOS, PERO NO TODOS PODEMOS HACER UN BUEN PLATILLO. ASI QUE SI LOS NEGRO SON MEJOR O LOS BLANCO SON MALOS EN LA CAMA, PUES YO SOY MEZTIZO Y HASTA EL MOMENTO LUCHO POR MEJORAR CON MIS 16 CM, TODO ESTA EN LA MENTE.

    • Sebastian 22 agosto, 2016 at 1:49

      todos somos humanos y debemos de aceptarno como somos estamos en el siglo XXI dejemos mitos y criticas, Dios los hizo asi seres pensante, cuidemos nuestas razas.negro, blacos amarillo, mestizos.

  11. Liette 28 mayo, 2017 at 8:38

    Hello pues yo nunca había estado con un africano hasta hace un mes. Es diferente en algunos aspectos del comportamiento pero como lo sería cualquier hombre sin importar el color de su piel. En general el hombre africano no me a atraído demasiado,son muy accesibles. Son muchos los que han buscado estar conmigo, te hablan por la calle y sin conocerte a los 5 minutos te hacen proposiciones de todo tipo.Cuando he conocido a este chico si es cierto que su pene es grande y grueso el ya ha estado con otras chicas blancas y creo q eso hace que este un poco mas habituado a la expresión de la sexualidad en nuestra cultura. Entonces aquí muchas personas piensan eso y el me habla como si tuviera un pene enorme y como si yo nunca hubiera experimentado eso. Y digo mentira mi primera relación con el hombre que fue mi pareja tuve mucho sexo llegué a medirle el pene y media 25 centímetros. Yo era joven tenía 14 años y quería gozar plenamente. Buscando una persona para satisfacer mi apetito sexual . La relación acabo porque como hombre el veía mi deseo q yo según sus palabras era tan salvaje en el sexo, él se volvió celoso y posesivo luego me busco durante bastante tiempo.Segui estando en otras relaciones y casi todas mis parejas exceptuando una y eran todos blancos y bien dotados. Como amante creo que es como todo es necesario tener química y ganas sin ganas en la vida no hay nada que hacer.Luego si que es cierto que tienen mala fama como parejas pero realmente eso te puede pasar con cualquiera. Yo soy blanca, española,mi pelo negro, mis ojos marrones y verdes. Con labios gruesos y menuda personalmente no creo en las generalizaciones.

  12. Ariel 6 junio, 2017 at 4:46

    Soy panameño, hombre negro, de contextura delgada por mi raza de la que me siento orgulloso soy Atlético sin mucho esfuerzo, no por eso pienso que otros sean inferiores a mi aunque hay pruebas científicas que demuestran que el hombre negro posee características físicas superiores a otras razas y no necesariamente por el tamaño de pene, aunque podría ser esta alguna que mencionar. Es interesante este post nunca había leído cual era la genesis de tanto odio y racismo hacia la raza negra, que ha perdurado por tantos siglos y parece que los que iniciaron estas creencias basadas en nada no aceptaban que personas de piel obscuras fuensen de alguna manera competitivos, gracias por develar por lo menos para mi nuevas luces acerca del tema. Creo que aquí algunos se desviaron del tema central del post y comenzaron a competir quien es mas fuerte, más dotado y eso no tiene nada que ver aquí se trata de el porque y quiénes lo iniciaron. Si entendemos que esto es más información que discusión diríamos gracias. Por cierto mi esposa es blanca y ella dice lo mismo que Laura… Jeje

  13. oscar 14 junio, 2017 at 17:25

    Mi esposa, es de raza negra y dice que despues de conocerme a mi, un blanco, lindo, educado, atletico y apasionado, jamas volvería a estar con un negro.

Leave A Response